¿Cuándo fue la última vez que te felicitaron?

7 Septiembre, 2017

Comparte el conocimientoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

¿Alguna vez te has visto ‘El lobo de Wall Street´? A todos nos marcó Jordan Belfort  (DiCaprio) y su capacidad de ser un vendedor estrella, convirtiéndose en un líder y estratega comercial incomparable.

Él que es un caso de la vida real, nos recuerda que a través de su famosa frase: Véndeme este bolígrafo. Podemos cubrir las necesidades que tiene el cliente como equipo comercial, siendo solucionadores de problemas y no unos simples ‘acomodadores de ocasiones’ que nos quedamos en el terreno del ‘No, gracias’, ‘No tengo tiempo’, ‘Su propuesta está muy cara’ y nos conformamos con la primera negativa que nos dan las personas.

Por eso, si en tu caso les hicieras la misma pregunta que les formuló Belfort a tu área comercial, y recibieras como respuesta por parte de tus vendedores: “el esfero es increíble y está hecho para profesionales” o “te sirve para apuntar las ideas y recordarlas posteriormente”, como respondieron los asistentes a la charla de Belfort.

Deberás olvidarte por completo, que tu fuerza comercial va a poder maximizar sus indicadores o generar mejores resultados frente al mes que acabó, incluso acumular grandes cierres que lleven a alcanzar la meta anual, si permitiste que su forma de enganchar al buyer persona no superara los conceptos más básicos a la hora de efectuar una venta.

Por el contrario si eres de los que piensa como el amigo de Belfort y tiene en su chip la estrategia pensada a hacer ver al cliente que necesita el producto, diciéndole:

Hazme un favor, escribe tu nombre en esa servilleta

Y heredas esa filosofía al grupo de ventas que tienes, estarás haciendo que cada persona que sepa acerca del producto o servicio que estás ofreciendo, sienta inmediatamente la necesidad de tener un esfero y querer comprarlo.

¡Tienes la técnica de venta ganadora!

Así, si tus comerciales pertenecen al último grupo merecen que los feliciten y estén siendo reconocidos por los logros que obtienen, mucho más allá de la idea eterna de entregar comisiones, porcentajes del negocio o tan solo el aplauso en público.

Si por tu parte crees que todavía les hace falta para llegar a esa posición, deberás ponerte las pilas para distribuir mejor los esfuerzos de trabajo que ellos diariamente emprenden, logrando que tengan en su mente las metas claras, enfocándose, produciendo mejor y recibiendo el tan anhelado reconocimiento laboral que les da la inyección suficiente para vender, vender y vender superando incluso sus propios límites.

El gran trabajo: merece, debe, TIENE que ser bien recompensado

Muchas empresas creen que la forma correcta de motivar a la gente, especialmente al sector de ventas es a través de la plata: ERROR

De hecho, más de 40 años de investigación han demostrado que los incentivos económicos bloquean la creatividad e incluso disminuyen la productividad, y no lo decimos nosotros, lo dicen centros tan expertos como el Instituto Tecnológico de Massachusets más conocido como MIT.

Por esta razón creemos que la forma de devolverle la fuerza a los comerciales y enterrar el concepto de: ‘el vendedor del mes’ haciendo que todos puedan ser Belfort, está detrás de las mecánicas del juego que usa la Gamificación y el gusto por competir, ganar y avanzar que tenemos desde niños y es inherente a nuestra alma vendedora.

¿Cómo lo vemos?

En Sales Drive pensamos en digital, implementando ‘concursos de ventas’ en competencias que lleven a que se cumplan los deadlines de cada una de las tareas haciendo que las personas den lo mejor de sí para tener cada vez mejores resultados.

Así con una plataforma y un dashboard personalizado, cada participante será premiado constantemente con:

  • Puntos
  • Medallas
  • Trofeos
  • Niveles
  • Posiciones en los rankings  

Logrando que se sientan lo suficientemente bien valorados de principio a fin en el cumplimiento de sus objetivos, cada uno de los vendedores va recibiendo medallas por cada actividad que alcance, aumento de niveles dependiendo el progreso en la competencia y perteneciendo a rankings donde están los mejores del equipo, sucursal, región y hasta país.

Además se estará en boca de todos al contar con actualizaciones en tiempo real que muestran en televisores o teléfonos móviles qué está pasando en las competencias.

Por ejemplo: Pedro uno de los vendedores, recibió felicitaciones por parte tuya como jefe al alcanzar el puntaje máximo en la tarea semanal que le habías entregado, así acumulará una medalla de más por llegar a X nivel y llega de primeras al ranking de la oficina.

De esta manera, no sólo Pedro sino todos los miembros del equipo tendrán protagonismo en la empresa, dependiendo su desempeño.

¡Finalmente de ti depende convertir a cada uno de los miembros de tu equipo en un Belfort completo o conformarte con tener vendedores rasos que no contribuyan o impacten en lo absoluto a los resultados del equipo comercial!


María Paula Mora
Content hero

Comparte el conocimientoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0