Cómo llevar sus concursos de ventas al siguiente nivel

15 Julio, 2016

Comparte el conocimientoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

En el área de ventas así como en la vida hay aspectos que no cambian. Son siempre los mismos y no evolucionan, se estancan.

Los concursos de ventas, que es el tema al que nos referiremos específicamente, no son la excepción a esta regla, y es que quedarse en la edad de piedra donde las competencias se desarrollaban en un simple formato de Excel, era tan plano, aburrido o poco o nada sorprendente que lo único que hacían estas iniciativas era empeorar el entorno de trabajo.

Por suerte, pasar de tener una fuerza de ventas débil que no le guste nada, a otra que sienta activado el chip de jugar mientras se trabaja, es tan fácil que no necesita de cambios extremos, ni medidas costosísimas.

Aquí te traemos 4 ideas que queremos compartir contigo y estamos seguros (muy seguros) que te van a funcionar perfectamente:

1)No te preguntes qué haces, pregúntate por qué lo haces:

Muchas veces en las empresas se cree que los objetivos que se proponen están pensados para cumplirse inmediatamente o a muy corto plazo. La verdad es que la idea de un concurso de ventas es ir mejorando poco a poco el desempeño y comportamientos de la gente, sumando estas acciones a un futuro que traiga grandes resultados.

Antes: se establecían metas diarias que perdían impacto. Ejemplo, x cantidad de llamadas un solo día, x número de citas con estos contactos.

Ahora: con un concurso de ventas a largo plazo, se evalúa el avance de cuántas llamadas se hacían en un inicio, duración de las mismas e incluso qué efectividad tuvieron. ¿Cuántos leads se obtuvieron?

Leer también: 5 ideas para hacer concursos de ventas ganadores

2)Dale sentido al concurso:

Cumplir con la realización de un concurso de ventas porque sí, porque los vendedores lo han pedido, es una excusa que lo único que hace es generar plata, tiempo y esfuerzos en ideas sin sentido. Siéntate a planear desde un inicio cómo va a ser la estructura del concurso.

Antes: se planteaba un concurso de ventas con un fin específico. Ejemplo, conseguir x cierre de tratos

Ahora: se debe pensar cómo se va a enganchar a la gente, qué responsabilidades se van a entregar en el juego, cómo se va a mejorar el proceso de aprendizaje de cada participante o qué tácticas se van a usar para que los vendedores SÍ se interesen.

3)¿Qué has hecho mal?:

Bueno, es hora que te cuestiones a ti mismo y a tu área de por qué han fracasado todas las competencias que has iniciado ¿Será el formato? ¿No les entregaste de premio ni siquiera un “Gracias”? ¿Las metas eran tan inalcanzables que nadie quiso participar? ¿Las felicitaciones, los aplausos y el buen trabajo no se dicen nunca?

Recuerda que un comercial siempre está buscando el éxito, el reconocimiento de llegar a ser el mejor, ¿Por qué no les dices lo que ellos quieren y se merecen escuchar? ¡Dales la atención que se merecen!

Antes: la estrategia se basaba en envío de correos masivos y una revisión periódica de cómo se estaban llevando los registros de los nuevos clientes

Ahora: la tecnología se alía para que, con sistemas digitales, se pueda medir el progreso de un vendedor. Qué tanto ha cumplido, qué tanto no. De hecho, en Salesdrive tenemos una herramienta que hace que los concursos sean lo suficientemente divertidos, dinámicos y constantes.

4)Atrévete a marcar la diferencia:

A todos nos encanta pertenecer a esas empresas que están haciendo cosas para ser mejores y marcar la diferencia. No sólo en su nicho de mercado y con su competencia, sino también en sus estructuras internas.

Y es que quién dijo que el lugar de trabajo tiene que ser aburrido ¡No!

Haz concursos de ventas divertidos, lúdicos, que generen sorpresa, ubica metas que sean retadoras pero no inaccesibles, haz que la gente trabaje en equipo, que los recién contratados se unan con los más experimentados, no te contengas en usar los televisores de la empresa, la tecnología que tengan a la mano.

Date vía libre en crear concursos que no impacten solo a la empresa sino también a los empleados y cada área.

 

María Paula Mora
Content hero

Comparte el conocimientoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0