El arte de encontrar más tiempo para vender

2 Junio, 2016

Comparte el conocimientoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Fin de mes, estás cerrando ventas, tienes que explicarle a tu jefe qué lograste, qué no lograste, si cerraste negocios con cierta empresa y con cuál no. Te miden. Los números hablan por ti y ellos son tu carta de presentación ante tu supervisor. Al final, lo que importa frente a toda el área comercial es saber cuántas cotizaciones, prospectos y clientes hizo cada vendedor.

Y es que tu labor se basa en presentar resultados cada día, semana, mes, semestre o en el momento en que te lo soliciten. Ese es tu trabajo, insistir, llamar, escribir, reunirte, explicar tu producto ante el cliente y terminar cada visita con un buen acuerdo o la oportunidad de una próxima cita.

Pero ¿en qué momento logras hacer todas las ocupaciones que te asignaron? Sabemos que el trabajo de un vendedor no es cosa fácil, el tiempo cada vez nos alcanza para menos ocupaciones y la batalla diaria de cumplir todo el listado de tareas que tenemos se convierte en esa lucha que nos estresa, agobia, cansa y fastidia en nuestro trabajo.

Hoy te diremos cómo hacer para que, durante las 8 horas que estás en la oficina, alcances a cumplir todas las responsabilidades que tienes. Para empezar, debes saber que la base de todas estas ideas está en la concentración, disciplina, constancia y capacidad que le imprimes a tu jornada, eliminando completamente todas las distracciones que te lleven a perder mucho tiempo:

1)Prioriza

Resulta imposible que puedas visitar a un cliente, realizar una propuesta comercial para cierto prospecto o negociar con otra persona, todo al mismo tiempo. ¡No tiene sentido!

Aprende a decir NO a actividades e incluso a reuniones que lo único que hacen es que pierdas tiempo en conversaciones que se han tenido una y otra vez, o participes en proyectos en los que tu presencia no es necesaria.

Ojo: no estamos diciendo que las reuniones no sean importantes, pero el hecho de sentarte horas con tu jefe o compañeros a discutir en una misma jornada muchos temas que se pueden recopilar en una sola conversación, evitará por completo que tu empresa sufra de reunionitis.

Se trata de tener una cultura de trabajo en la que se invierta tiempo en tareas que SÍ entreguen valor y traigan un beneficio no solo para la empresa, sino a los empleados y cada miembro del equipo.

¡Solo el 2% de la población logra hacer multitasking exitosamente! (Tú y yo no hacemos parte de ese porcentaje)

2)Delega

No por creerte el superhéroe de las ventas vas a trabajar 24 horas de los 7 días de la semana, ni vas a tener las funciones de toda la fuerza comercial. Si en tu empresa hay un practicante o un vendedor junior a quien le puedas encargar algunas de tus responsabilidades: ¡hazlo! Por ejemplo, si tienes que sacar un listado de cierta cantidad de call-centers a los que debes contactar, entrega ese tipo de tareas a otras personas.

Enfócate en las labores que haces perfectamente y de las que te gustaría aprender más: buscar oportunidades, crear propuestas. Potencializa tus habilidades, permitiendo también que los demás puedan aprender de ti.

3)Enfócate

Divide el tiempo y reinarás. Está comprobado que las personas nos concentramos solo 90 minutos en nuestras tareas. Por ello si haces un listado de responsabilidades en la que termines una actividad y empieces con otra, seguramente podrás cumplir con el CRM, llamadas, la búsqueda de nuevos prospectos, entre otras funciones.

Depende de la organización y la prioridad que hayas establecido en tus responsabilidades. Como lo hablamos en el primer punto: orienta tu desempeño y jornada de trabajo en entregar tus mejores conocimientos comerciales.

4)Evita las distracciones

El correo electrónico, las llamadas, mensajes, chats, cientos de pestañas abiertas, videos, artículos, caso de estudio; todas estas interrupciones recopiladas, se convierten en una bomba de tiempo que hacen que sea imposible que, por ejemplo, te concentres en llamar a un cliente y lo convenzas de escuchar tu propuesta, si al momento de hablar con él estás hablando por chat o con otro compañero. Así jamás tendrás un encuentro personal con él.

Si quieres puedes usar aplicaciones como Isolator, que te ayuda a concentrarte en una sola actividad a la vez, ocultando todas las demás ventanas que no estás usando. No temas utilizar herramientas alternas que te ayuden a controlar el tiempo y las ocupaciones que tienes que hacer.

5 minutos que ahorres cada hora, le agrega más de media hora de trabajo a cada día.

El tiempo es invaluable. No te imaginas cuántos minutos pierdes al día haciendo tareas innecesarias que puedes delegar o que no son tan importantes. La clave está en entender qué de lo que estás haciendo está generando verdadero valor a tu trabajo.

MARÍA PAULA MORA
CONTENIDO

Por último no olvides probarte a ti mismo con ayuda de los resultados estadísticos que estás presentando, evaluando así cómo puedes mejorar; también puedes compararte con períodos pasados. Te aseguramos que teniendo en cuenta estos consejos, cada día perfeccionarás tu labor como vendedor.

Comparte el conocimientoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0